Blogia

Algarabía

Los vascos en el cine

Después de la serie "los árabes vistos por Hollywood", le toca el turno a los vascos. Una que es una fanática del western no tenía ni idea de las batallas por el territorio que libraron indios y vascos...  Aunque no tiene  mucho que ver con la temática de este blog, no me he podido resistir.

Para contrarrestar, un extracto del poco conocido documental de Orson Welles sobre el País Vasco:

 

 

La Europa que viene

En el principio fue Berlusconi, pero los demás le han seguido de puntillas, sin hacer mucho ruido o encubriéndolo con un complaciente hilo musical. Es la Europa del partido único bicéfalo, la Europa de las patrullas de vigilancia, los campos de internamiento y las sirgas tridimensionales, la Europa travestida en macroestado policial. No hay día que no nos desayunemos con la noticia de que se ha implantado o se prevé aprobar alguna medida que no desentonaría en una aterradora distopía. En España se prevé castigar a quien practique la hospitalidad al tiempo que los miembros del gobierno repiten hasta la saciedad un perverso discurso apelando a la solidaridad. O en nombre de la sacrosanta lucha contra la delincuencia y el terrorismo se invade la privacidad y se criminaliza a todos los ciudadanos.  En Inglaterra, que parece ser ahora el modelo, las medidas ya adoptadas podría haberlas concebido la mente de un guionista conspiranoico. Yvonne Singh nos cuenta en un inquietante artículo en The Guardian una de ellas: a más de dos millones de niños ingleses ya les han tomado en sus escuelas las huellas dactilares, a veces sin el consentimiento de sus padres. Detrás de esta lucrativa implantación de software y técnicas biométricas de control ya desde la infancia está la compañía VeryCool, que forma parte de Anteon, una empresa que se encarga, entre otras cosas, de adiestrar a los interrogadores de Guantánamo o las prisiones iraquíes. Y es también The Guardian (a quien hay que agradecer su exhaustiva cobertura de este tema) quien revela hoy, con video incluido, que la policía británica ha estado elaborando desde hace al menos siete años una base de datos que recopila información e imágenes grabadas de manifestantes y periodistas. Por supuesto, estos datos se han ido almacenando sin consentimiento o conocimiento de los investigados. Si a ello se añade que el gobierno de Brown sigue empeñado en ampliar la base de datos de ADN (que ya incluye información sobre un millón cien mil niños), no hace falta tener una mente muy retorcida para deducir que todas estas medidas de control que ya forman parte del paisaje de una Europa totalitaria no tienen como fin la protección de los ciudadanos, sino su vigilancia, control y represión.

¿Qué ha pasado con nuestros sueños de libertad? Eso trataba de elucidar ya en 2007 una serie documental en tres capítulos de la BBC, The Trap (La trampa). Aún no he podido verla, así que no puedo juzgar, pero está dirigida por Adam Curtis, el realizador de El poder de las pesadillas.

1. Jode a tu compañero

2. El robot solitario

3. Te forzaremos a ser libre

 

La socialdemocracia acoge

El Gobierno pretende multar con sanciones de hasta 10.000 euros a quien de cobijo a un inmigrante en situación irregular. Gracias al blog de Jose Luis Ramos descubro un manifiesto en contra de esta medida. En él se expone con claridad y rotundidad lo aberrante de la propuesta con la que nos han sorprendido los aprendices españoles de Berlusconi (Corbacho al frente): "A la tendencia criminalizadora de la inmigración ilegal (considerar a la persona que quiere sobrevivir desplazándose por el planeta como un peligroso delincuente), se une ahora la de aplicar un marco sancionador a las personas que de manera solidaria ejercen el deber de la hospitalidad, colocando su comportamiento altruista como forma proscrita de”promoción de la permanencia ilegal en España”. Se puede leer íntegro tanto en De vuelta y media como en Inmigración una oportunidad. Para adherirse, enviar firmas o correos electrónicos a una de las siguientes direcciones (especificando nombre y apellido, DNI, profesión y colectivo si procede):

Julián C. Ríos Martín Manuel Gallego Díaz
jrios@der.upcomillas.es mgallego@der.upcomillas.es

No me cabe la menor duda de que, en los próximos días, el gobierno recurrirá a sus ya cosustanciales artimañas y distorsiones para tratar de convencernos de que los estercoleros son jardines botánicos, los bombardeos fuegos de artificio, las cacerías de inmigrantes una gimcana multicultural y sus medidas represivas (y cuasi fascistas) contra la inmigración una forma de garantizar los derechos y libertades de los inmigrantes. En lugar de azuzar oportunistamente la xenofobia y tratar de controlar las casas ajenas, quizá el gobierno debería desinfectar la suya propia, por la que campan a sus anchas desfalcando toda clase de saqueadores, especuladores y estafadores de la banca, el ladrillo y la política, la prolífica ralea de criminales con traje a medida que tanto éxito tiene en esta nuestra república bananera.

Fucking arenga

Arenga de un fucking soldado de ocupación estadounidense a miembros de la fucking policia iraquí: ganando los fucking corazones al estilo de la fucking Chaqueta metálica. [Vía 3arabawy]

La odisea de los libros

Vuelvo a traer aquí, después de ver la bellísima serie japonesa que publica hoy, uno de los blogs que más me fascinan. Uno podría quedarse a vivir en él: BibliOdyssey

 

Festivales de Miyako (1928)

 

Precisiones sobre Palestina

CHRISTOPHER GUNNERS, (portavoz oficial de la UNRWA) - Jerusalén - 04/02/2009

En un debate organizado por el Foro Nueva Economía y recogido en EL PAÍS el pasado miércoles 21, don Raphael Schutz, embajador de Israel en España, realizó ciertas acusaciones que la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina) desmiente categóricamente.

1. Ningún líder de Hamás está a sueldo de la UNRWA. La Agencia exige que sus empleados se comporten con la neutralidad requerida a los funcionarios de las Naciones Unidas y toma medidas disciplinarias contra cualquier miembro del personal que no la respete. La acusación del embajador no sólo va contra la UNRWA y las Naciones Unidas, sino también pone en duda la fiabilidad y transparencia de los donantes, entre los que se incluyen Estados Unidos y la Unión Europea, que comprueban escrupulosamente el destino de la financiación que otorga a la agencia. Ningún trabajador de la UNRWA se encuentra en las listas de terroristas preparadas por la comunidad internacional.

2. La afirmación de que "por sus escuelas han pasado muchos terroristas suicidas" es insidiosa. La UNRWA se encarga, en efecto, de educar a los niños y niñas palestinas. El objetivo de la UNRWA es promover el desarrollo humano de los refugiados palestinos dentro del marco del respeto a la tolerancia, los derechos humanos y la resolución pacifica de conflictos. Como parte de la organización, UNRWA promueve y protege todos los principios de Naciones Unidas. Es simplemente absurdo insinuar que se debería negar la educación de niños y niñas para asegurarse que no habrá terroristas que pasen por las aulas de UNRWA.

3. Los únicos hechos demostrados son que Israel ha bombardeado transportes e instalaciones de la UNRWA durante la reciente ofensiva contra Gaza, provocando la muerte de trabajadores humanitarios y de más de 40 civiles refugiados en las instalaciones de UNRWA. El embajador está en su derecho de no hacer lo que su primer ministro y no pedir siquiera disculpas a la UNRWA, pero no de lanzar contra ella acusaciones graves y falsas.

Publicado en El País.

Despachos desde el frente VI

Excelente documental recién emitido por CBS: Time Running Out For A Two-State Solution?

— George Mitchell, el enviado especial de Barack Obama a Oriente Medio (y ex presidente de un bufete de abogados que cobró 8 millones de dólares por representar al sátrapa de Dubai en un juicio por tráfico de niños, el famoso caso de los niños jinetes esclavos), se ha reunido con miembros del ejecutivo/ejecutor israelí y con el virrey en la zona, el ex presidente Abbas, a quien pretende fortalecer para que siga prestando servicio a la causa (poco importa que éste ya no represente a ningún palestino salvo a sí mismo). Obama ha dejado claro en su entrevista en al-Arabiyya, la cadena saudí cuya línea ideológica coincide plenamente con los intereses estadounidenses e israelíes (por algo la llaman "Hebreiya"), que su intención es "tender la mano a los países árabes" (siempre que los tiranos a cargo de los mismos sean complacientes). De esto mismo, El País nos ofreció, por boca de Yolanda Monge, una versión digna de enmarcar por ser todo un ejemplo de periodismo alucinatorio: "Ante las cámaras de Al Arabiya, cadena árabe de televisión por satélite con base en Dubai, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, utilizó abiertamente sus raíces musulmanas para acercarse al mundo islámico". En cuanto a negociar con el gobierno legítimo de Hamas, no change.

— Entre las hazañas del valeroso ejército israelí se cuenta el bombardeo del zoo de Gaza, no fuera que a los terroristas les diera por ocultarse entre las fauces de los felinos o, lo que es peor, usarlos como escudos animales. También el proyecto estrella de Blair, ese otro espectro a generoso sueldo del Cuarteto (tras su conversión, anda demasiado ocupado impartiendo clases de religión en Yale), sufrió graves daños durante la ofensiva: la planta de eliminación de residuos cuyas obras debían concluir esta semana. Era el único proyecto que se había permitido ejecutar desde que comenzó el salvaje bloqueo. Los terroristas destruyen, Europa paga y calla. Mientras, Israel prosigue con su silencioso y métodico exterminio. Sólo un par de ejemplos: impide que los niños heridos abandonen Gaza para recibir tratamiento en el extranjero y prácticamente no se permite la entrada de camiones con ayuda.

— En Europa, y siguiendo la estela del liberticida Sarkozy, andan rumiando si enviar una flotilla (como si Israel no tuviera ya buques patrullando cada milla de las aguas palestinas) para impedir el contrabando de armas a Hamas (que ya ha dicho lo que piensa). Da gusto ver a los europeos tan prestos a enviar fragatas que protejan espúreos intereses ajenos (e incluso los intereses comerciales de empresas privadas) y hacer la vista gorda ante la barbarie que no cesa en Palestina y buena parte de la convulsa África. Un día viajamos a Guinea Ecuatorial y recibimos "el cariño del presidente Obiang" y otro día, mientras las bombas arrasan Gaza, le pedimos a Hamas que reconozca la declaración de los derechos humanos, ¿verdad, señora Aburto? Por no hablar de esas "insignificantes" ventas de armas a países tan y tan escrupulosos a la hora de usarlas (como meros objetos decorativos, que podría decir sin ruborizarse Zapatero).

Una recomendación, el exhaustivo análisis de Norman Finkelstein: Behind the bloodbath in Gaza

UE: parásitos y estafadores

"Video de los europarlamentarios que se presentan en el europarlamento tan sólo para que les paguen las dietas del día… y acto seguido desaparecer. [...] cada día de dietas asciende a 287 euros (más de casi 6.000 euros al mes si están en Bruselas 20 días al mes). [...] Entre sueldo y dietas cobran al mes más de 14.000 euros, no está nada mal para un trabajo del que te marchas a los 30 segundos de fichar y en el que ni siquiera tienes que redactar leyes porque la iniciativa legislativa (el músculo articulador de la democracia) la tiene otra institución, a la que para más vergüenza no podemos votar."

Sigue en Esta Europa no.

Actualización:  Myparl.eu, ahora ya abandonado, costó cinco millones de euros del presupuesto de la UE. Era una red social al estilo de Facebook para que los parlamentarios se comunicasen entre sí, con la intención después de abrir la red al público. Sólo se apuntaron tres eurodiputados: 1,6 millones de euros de invento para cada uno. El canal Youtube de la UE nos cuesta 207 millones al año (imagino que usan cámaras de 35 mm desechables tras un único uso). Y sigue y sigue en Fracasa la millonaria inversión de la UE en Internet.

¿Un regalo para Israel?

Hace unos días mencionaba una ONG, con sede en Berkeley, que se ocupa de hacer llegar ayuda médica a Gaza, sobre todo para la infancia, y la recomendaba para quien quisiera colaborar: Middle East Children’s Alliance. Hoy he recibido un email de su directora, Barbara Lubin. Lo reproduzco a continuación.

Dear XXXXX,

I entered the Gaza Strip on Wednesday night with my friend and fellow activist Sharon Wallace after waiting ten hours at the Egypt/Gaza. The destruction and trauma is even greater than I expected.

In just two short days I met with families who were given minutes to evacuate their homes and are now living in overcrowded UN schools; I saw the ruins of bombed greenhouses; I looked out the window at fields and roads torn up by the tread of Israeli tanks; and I visited two universities where MECA supports students with scholarships-severely damaged by Israeli bombs.

Out of all the devastation I have seen so far, there is one story in particular that I think the world needs to hear. I met a mother who was at home with her ten children when Israeli soldiers entered the house. The soldiers told her she had to choose five of her children to "give as a gift to Israel." As she screamed in horror they repeated the demand and told her she could choose or they would choose for her. Then these soldiers murdered five of her children in front of her. The concept of "Jewish morality" is truly dead. We can be fascists, terrorists, and Nazis just like everybody else.

I spent the first morning visiting Rafah then drove north to Nuseirat Refugee Camp where our partner organization Afaq Jadeeda Association is buying food a delivering cooked meal to displaced families with funds MECA provided. Then to Gaza City.

Today I visited Jabaliya Refugee Camp and the Zaytoun neighborhood of Gaza City, two of the areas hardest hit by Israel’s brutal attacks. Pharmacies, schools, and homes were indiscriminately hit in Jabaliya. Mohammed, one of our volunteers in Gaza, and his family were forced to evacuate their home because of intense bombing in their area.

In Zaytoun, I saw families gathering wood from charred trees. The almost two-year blockade of Gaza has deprived people cooking gas, so these terrified families build fires to keep warm and cook the little food they can get.

I talked to people on the street who told stories of wild dogs coming to eat their dead neighbors, relatives bleeding to death because Israel would not allow emergency workers into the area, and Israeli soldiers entering homes to beat and kill.

But despite the immense mourning and devastation, people are starting to put their lives back together. Sabreen, a young woman from Rafah, told me, "We are a strong people. No matter how many times Israel bombs us we are not leaving. We will keep trying to live as normal a life as possible."

Sincerely,


Barbara Lubin

Gaza City, Gaza, Palestine

"Podéis correr, pero no podéis esconderos"

Vía el sabio coronel Patrick Lang, Sic Semper Tyrannis

 

1.300 muertos después

Jerusalén, hoy: fiesta para legitimar el exterminio de los palestinos y combatir el tráfico de armas en Rafah.

Y más: Zapatero, Olmert y Sarkozy

Olmert y Brown (¿es el gas, estúpidos?)

Samuel (Quilombo) también escribe en su blog sobre "la cena de los idiotas" y menciona la crónica que la periodista y bloguera Marian Houk hace de la cena en UN-Truth. Ninguno de los presentes, entre los que se contaba Zapatero, disintió del terrible discurso de Olmert.

Parte del día: Gaza

Moeh Atitar y Carlos Sardiña han traducido el infame acuerdo firmado ayer entre Estados Unidos e Israel para "acabar con el contrabando de armas" (para los mal pensados, no figura ninguna cláusula que obligue a la OTAN a desmantelar las cabezas nucleares israelíes o vigilar las exportaciones de armas de Israel a países tan democráticos como Birmania).

— El ejército terrorista israelí empieza el día atacando otra escuela de la ONU.

— En la fotografía, Ban Ki-Moon y Tzipi Livni el día 15, mientras ardía la sede de la UNRWA bombardeada por el Tsahal:

 

Manifiesto británico

El Guardian ha publicado hoy el manifiesto que mencionaba el otro día firmado por académicos británicos: "Israel debe perder". Lo reproduzco íntegro:

The massacres in Gaza are the latest phase of a war that Israel has been waging against the people of Palestine for more than 60 years. The goal of this war has never changed: to use overwhelming military power to eradicate the Palestinians as a political force, one capable of resisting Israel’s ongoing appropriation of their land and resources. Israel’s war against the Palestinians has turned Gaza and the West Bank into a pair of gigantic political prisons. There is nothing symmetrical about this war in terms of principles, tactics or consequences. Israel is responsible for launching and intensifying it, and for ending the most recent lull in hostilities.

Israel must lose. It is not enough to call for another ceasefire, or more humanitarian assistance. It is not enough to urge the renewal of dialogue and to acknowledge the concerns and suffering of both sides. If we believe in the principle of democratic self-determination, if we affirm the right to resist military aggression and colonial occupation, then we are obliged to take sides... against Israel, and with the people of Gaza and the West Bank.

We must do what we can to stop Israel from winning its war. Israel must accept that its security depends on justice and peaceful coexistence with its neighbours, and not upon the criminal use of force.

We believe Israel should immediately and unconditionally end its assault on Gaza, end the occupation of the West Bank, and abandon all claims to possess or control territory beyond its 1967 borders. We call on the British government and the British people to take all feasible steps to oblige Israel to comply with these demands, starting with a programme of boycott, divestment and sanctions.

Firmantes

Crónica desde Gaza

Breve entrevista de J. Andrés Milleiro a Alberto Arce hoy en Gaza: una crónica desoladora del bombardeo del hospital al-Aqsa, de donde han tenido que evacuar a centenraes de enfermos, y la sede de la ONU, que albergaba la ayuda humanitaria. La plaza Barcelona (el Barcelona Peace Park), donada por el ayuntamiento de Barcelona, ha sido totalmente destruida con bulldozers. La inauguró Moratinos en 2005. ¿Pedirá alguien explicaciones? La destrucción como medio y como fin. [Gracias, Rosa]

 

Poner la otra mejilla

(Hatem Moussa / AP)

La enloquecida jauría de asesinos que arrasa Gaza (hospitales, maternidades, viviendas, escuelas, edificios de la ONU) ha recibido hoy el visto bueno definitivo de la infame "comunidad internacional". Ni siquiera el enésimo bombardeo de un edificio de la ONU, de la que el Estado terrorista de Israel es miembro para mayor vergüenza, ha servido para que se tomen medidas contra un Estado hematófago que bombardea a plena luz del día un inmenso campo de concentración. Abyección moral en estado puro y en directo. No lo olvidaremos, ni a quienes lo justifican, disculpan o aplauden.

Emisión en directo desde el gueto de Gaza (la sede de la prensa ha sido de nuevo bombardeada para eliminar a los pocos y valientes periodistas que nos muestran la barbarie).

Gideon Levy: "The IDF has no mercy for the children in Gaza nursery schools".

Un exhaustivo repaso de las últimas manifestaciones del horror en En este mundo, incluida una abierta defensa del asesinato de civiles por parte de ese "venerado" gurú de todo esnob que se precie llamado Thomas Friedman.

¡Boicot a Israel!

 

Extraños compañeros de viaje

 

De todas las condenas posibles al actual sionismo israelí, las que más exasperan a los partidarios y apologetas  del proceso de ocupación y limpieza étnica que Israel lleva a cabo en los territorios ocupados son las expresadas por los propios miembros de la comunidad judía (por no hablar de casos como la magistral reflexión de un reservista del propio Tsahal, Avi Shlaim). El maniqueo comodín del antisemitismo cae por su propio peso y esa reciente invención propagandística, el self-hating jew, es tan ridícula, que ni siquiera ha calado, pese a los ingentes y caros esfuerzos por implantarla. Pero hay otro tema que tanto los medios de comunicación como los sionistas tratan de soslayar u ocultar por todos los medios: la reciente conversión de la extrema derecha europea, tradicionalmente judeófoba y antisemita, en el máximo paladín del ideario sionista y las acciones de Israel. Ibn Kakfa, en una esclarecedora entrada, analiza este fenómeno y recoge ejemplos de las declaraciones de partidos de ultraderecha europeos a propósito de la invasión de Gaza en las que expresan su incondicional y entusiasta apoyo a Israel. [Está en francés; si puedo, le pediré permiso e improvisaré una traducción.]

En España no somos una excepción. Una conocida portavoz de un partido de extrema derecha, que no mencionaré por higiene, concluía su alegato en defensa de la invasión israelí deseando a los soldados hebreos “¡Buena caza!”. Los socialdemócratas pro-israelíes, que estos días tanto se lamentan de ser unos “pobres incomprendidos”, deberían reflexionar sobre sus nuevos compañeros de viaje y sobre las inquietantes coincidencias en el discurso de ambos.

"Israel debe perder"

— En 1948, el New York Times publicó una carta, firmada por Hannah Arendt y Albert Einstein, entre otros judíos, denunciando la visita a Estados Unidos del terrorista Menahem Begin y criticando el "fascismo sionista". Sesenta años después, esa carta sigue en pleno vigor. En En este mundo se puede leer íntegra traducida al español tras una breve pero esclarecedora introducción: "Las declaraciones públicas del partido de Begin no dan la más mínima pista sobre su verdadero carácter. En la actualidad hablan de libertad, democracia y anti-imperialismo, a pesar de que hasta hace bien poco defendían la doctrina del Estado fascista. Son sus acciones las que revelan su auténtico carácter; por sus acciones pasadas podemos juzgar lo cabe esperar que hagan en el futuro".

— Esta semana, también un grupo de judíos firmaba una airada carta en Guardian comparando el gueto de Gaza con el gueto de Varsovia: "When we see the dead and bloodied bodies of young children, the cutting off of water, electricity and food, we are reminded of the siege of the Warsaw Ghetto. When Dov Weisglass, an adviser to the Israeli prime minister, Ehud Olmert, talked of putting Gazans "on a diet" and the deputy defence minister, Matan Vilnai, talked about the Palestinians experiencing "a bigger shoah" (holocaust), this reminds us of Governor General Hans Frank in Nazi-occupied Poland, who spoke of "death by hunger".

—También un grupo de académicos británicos (Zizek entre ellos) está promoviendo un manifiesto, aún no publicado, en el que condenan a Israel, por fin, en los términos que merece. El manifiesto se titula "Israel must lose": "It is not enough to call for another ceasefire, or for additional humanitarian assistance. It is not enough to urge the renewal of dialogue, and to acknowledge the concerns and suffering of both sides. If we believe in the principle of democratic self-determination, if we affirm the right to resist military aggression and colonial occupation, then we are obliged to take sides – against Israel, and with the people of Gaza and the West Bank".

Esperemos que éste sea el principio del fin de sesenta años de impunidad y terrorismo de Estado. Cada vez son más las voces, también dentro de la propia comunidad judía, que se están alzando contra la manifestación más brutal de ese fascismo sionista. Confío en que el siguiente paso sea una rotunda condena de la islamofobia que estos días promueven quienes, sin pudor alguno, invocan obscenamente el fantasma del antisemitismo.

Israel responde a las protestas

Supremacistas en San Francisco

Gaza vive uno de los días más sangrientos desde que comenzó la ofensiva: El número de muertos se eleva a 901 y a 3.695 el de heridos.

Gritos en las calles: hoy Madrid

El genocidio palestino

El precedente

Qué bello es matar, qué justo es morir

The time of the righteous

 

Breves sobre Gaza

Breves sobre Gaza

Estrellas de David dibujadas en la sangre de los palestinos asesinados en el campo de refugiados de Yabaliya. (Abid Katib/Getty)

— En Zeitoun, una bomba del ejército terrorista israelí asesina a entre 60 y 70 miembros de un mismo clan familiar.

Ocho mujeres judías ocupan el consulado de Israel en Toronto para protestar por el genocidio de Gaza. Por supuesto, han sido detenidas.

Javier Solana, con una enorme responsabilidad en el embargo y las matanzas, propone un golpe de Estado desde fuera y devolver el poder a la ANP. Abbas se frota las manos con la sangre de Gaza y besa agradecido los pies de Olmert mientras sus milicias reprimen duramente cualquier manifestación de apoyo a Gaza en Cisjordania. Una vez más, los colaboracionistas del Petain palestino negocian con sus amos y se reparten el pastel sin tener en cuenta a los habitantes y los líderes democráticamente electos de Gaza. Una vez más, la propuesta equivale a una inaceptable rendición y una obscena sanción de las matanzas. Mientras, el tiempo corre. De eso se trata, ¿no?

Un magnífico artículo de Robert Fisk, Why do they hate the West so much, we will ask: "What is amazing is that so many Western leaders, so many presidents and prime ministers and, I fear, so many editors and journalists, bought the old lie; that Israelis take such great care to avoid civilian casualties. "Israel makes every possible effort to avoid civilian casualties," yet another Israeli ambassador said only hours before the Gaza massacre. And every president and prime minister who repeated this mendacity as an excuse to avoid a ceasefire has the blood of last night’s butchery on their hands. Had George Bush had the courage to demand an immediate ceasefire 48 hours earlier, those 40 civilians, the old and the women and children, would be alive".

Avi Shlaim, profesor de relaciones internacionales en Oxford y reservista del ejército israelí, habla alto y claro en un artículo de lectura imprescindible, How Israel brought Gaza to the brink of humanitarian catastrophe: "Israel likes to portray itself as an island of democracy in a sea of authoritarianism. Yet Israel has never in its entire history done anything to promote democracy on the Arab side and has done a great deal to undermine it. Israel has a long history of secret collaboration with reactionary Arab regimes to suppress Palestinian nationalism. Despite all the handicaps, the Palestinian people succeeded in building the only genuine democracy in the Arab world with the possible exception of Lebanon. In January 2006, free and fair elections for the Legislative Council of the Palestinian Authority brought to power a Hamas-led government. Israel, however, refused to recognise the democratically elected government, claiming that Hamas is purely and simply a terrorist organisation".

Foreign Policy, tan poco sospechosa de veleidades propalestinas, incluye un esclarecedor y excelente artículo de Marc Lynch, ... and the winner is (speech!): "The way this crisis is playing out shows the bankruptcy and strategic dangers of trying to simply reduce Hamas to part of an undifferentiated "global terrorist front". The Muslim Brotherhood, from whence Hamas evolved twenty years ago, is no friend of the United States or Israel but is nevertheless one of al-Qaeda's fiercest rivals".

— ¿Dónde está Reporteros sin Fronteras? Parece ser que la gran democracia de Oriente Medio va a permitir la entrada de ocho periodistas: por supuesto, empotrados y sometidos a su férreo control. Esperemos que haya alguno valiente que no se conforme con vomitar la nauseabunda propaganda del Tsahal.

Últimas cifras ofrecidas por al-Yazira: más de 700 palestinos muertos (219 niños) y más de 3.100 heridos.